Abnegación


Entré en aquel bar atraído por su tenue luz. Aquella noche había salido buscando algo de aventura. Deseaba encontrar una de aquellas mujeres que tantas veces había descrito en mis novelas. Los buenos tiempos del cine negro terminaron muchos años atrás, pero yo les había echado el ancla para que no se alejaran. Cada día martilleaba el papel intentando recogerla, pero cada día sentía como la soga se escurría entre mis dedos ensangrentados.

Recopilación de relatos

Ya está disponible para descargar de forma gratuita la primera recopilación de relatos de este blog. Espero que os guste.


DESCARGAR

Espere su turno

    

    Cientos de personas se apiñaban en la sala de prensa del Ministerio de Igualdad.  Había hombres nerviosos, decididos, recelosos. Juntos conformaban una amplia paleta de sentimientos y estados de ánimo. Lo único que no había aquella mañana de enero en la sede del ministerio eran mujeres.
    No tardaron en aparecer cuatro personas vestidas con uniforme. Dos hombres y dos mujeres, de acuerdo con las estrictas normas ministeriales. Tomaron asiento y esperaron pacientemente a que el silencio se adueñara de la sala.
    ─Buenos días a todos y todas las presentes ─ comenzó diciendo la mujer que estaba sentada más a la derecha.
    ─En cumplimiento de la ley vigente haremos público ─ añadió el hombre sentado a su izquierda.
    ─El censo poblacional del estado a fecha de ─ prosiguió la mujer que se sentaba en la silla vecina.
    ─Treinta y uno de diciembre es el siguiente ─ concluyó el hombre que ocupaba el extremo derecho.