La carta

El conocimiento os hará libres, dicen los filósofos. ¿Qué sabrán de libertad? Son solo personas aburridas que invierten su tiempo en elucubraciones. Demostraré en esta carta lo equivocados que están.

No mucho tiempo atrás llegó a mi poder una nota amenazante. Era tan breve como terrible. La deslizaron por debajo de la puerta  una noche cualquiera. «Te mataré antes de que termine el año». Ocho palabras que bastaron para hacerme perder el juicio. Dejé de salir a calle. Cualquier ruido, por inapreciable que fuese, me alteraba. Pronto consumí los escasos ahorros que tenía, y mi dieta ha sido muy pobre desde entonces. He cubierto los espejos para no encontrarme esa esquelética silueta deambulando por la casa.

Esa es la libertad que me ha proporcionado conocer mi apremiante muerte. Pero no le concederé por más tiempo el placer de torturarme. Este revolver pondrá fin a todo. Ha llegado la hora.

PD: Adjunto a esta carta la nota de amenaza que puso  fin a mi salud, y ahora a mi vida. Pues deseo salvaguardar mi buen nombre, y que entiendan que mi suicidio ha sido justificado.


**********

- Inspector, ha llegado el informe de grafología.

- ¿Y bien?

- Ambas cartas fueron escritas por la misma persona.



0